02. Arrancar la maquinaria

Arranca lo bueno

Comienza la temporada y el principal objetivo será consolidar el grupo e intentar incorporar más miembros para poco a poco crear el ambientillo de entreno sano y de competencia que ayuda a motivarse y darlo todo en cada entreno. De momento ya somos 4. Dos infantiles (Carla y Maria) un junior de primero, novato total pero con unas características antropomórficas más que interesantes (Marc) y el “jugador-entrenador” que os escribe.

Momento de crear los fundamentos

Las primeras sesiones técnicas enfocadas a crear las bases de una futura técnica adecuada quizá no son todo lo divertidas que uno querría pero son necesarias para mecanizar los fundamentos mecánicos de ésta compleja disciplina. Sin duda todas las sesiones deben finalizar con algún ejercicio competitivo en el foso o saltos con goma  y carrera reducida, para ir inculcando el gusanillo por saltar.

Basándome en el clarificador libro  de Alan G. Launder (From Beginner to Bubka and Isinbayeva too!), ésta fase la dedicaré a lo que Petrov llama “escuela de pértiga” y en especial a la primera fase del salto en la que se genera energía; la carrera de aproximación y batida.

Así pues, estos meses serán para crear los cimientos, tanto técnicos cómo del grupo de entrenamiento.