La pértiga en Zurich 2014

La pértiga en Zurich 2014

Se acerca el momento clave de la temporada para la élite europea del atletismo, el próximo 12 de agosto empieza el Campeonato de Europa de atletismo en Zurich. El salto con pértiga entrará en acción con la calificación del concurso femenino el lunes 12 a las 10:30 (final 14/08 a las 19:19h), la calificación masculina será el jueves 14 a las 10:15 (final 16/08 a las 15:03). Podremos seguir las pruebas en la emisión online (stream) así cómo mediante Eurosport (programación) y Teledeporte. Una vez publicada la lista de participantes vamos a realizar un breve repaso de quien pueden ser los protagonistas.

Ausente Isinbayeva; se abre la veda

El concurso femenino se presenta de lo más igualado, con Isinbayeva retirada las medallas serán objetivo de un grupo numeroso de saltadoras. Ocho atletas acreditan haber saltado 4.70 o más en sus carreras. Destacando la experta Rogowska (4.83), que a pesar de ser una fija en la élite (7 WCi – 6WC – 3JJOO – 2 ECi) guarda en su sala de trofeos “solo” 2 oros (WC 2009, ECi 2011), 2 platas (WCi 2006, ECi 2013) y 2 bronces ( JJOO 2004 , WCi 2010) al coincidir con la abusona Isinbayeva; de 2003 a 2013 la zarina ganó 5 WC, 5 WCi, 2 JJOO, 1 EC y 1 ECi. La polaca sufrió un revés en su primera oportunidad para aprovechar el vacío de poder, en los mundiales de Sopot, jugando con el calor del público y su temporada al aire libre no ha sido para tirar cohetes (4.50SB). Otra de las que “sufrieron” la hegemonía rusa y querrá estrenarse cómo ganadora de un europeo es la segunda PB de las inscritas; la checa Svobodova (4.76). Aún joven (28) ha tenido un invierno muy bueno (PB 4.71 y plata en Sopot), al aire libre todavía no ha alcanzado su nivel, por lo que será seria aspirante a demostrar galones en Zurich. A continuación podemos encontrar el top3 del año en Europa; la alemana Ryzih (4.71), la griega Stefanídi (4.71) y la rusa Sidorova (4.70). Tres jóvenes; 25, 24 y 22 años respectivamente, que vienen en su mejor año y con ganas de moverles la silla a las veteranas. La alemana que ganó hace dos semanas el campeonato alemán con 4.50 no es tan regular cómo Stefanídi (6/8 + de 4.55) o Sidorova (4/4 + de 4.55). Luego encontraríamosa Kiriakopoúlou y Boslak, que han demostrado poder saltar 4.70 pero que éste año están un poco por debajo de su mejor forma. En cuanto a la representación española, Naroa Agirre, dominadora absoluta de la pértiga española y que éste año parece haber encontrado su momento dulce. Curisamente en la temporada en la que ha entrado en la categoría de veteranos (+35) parece más que posible que pueda elevar el R. España unos centímetros más. Lo intentó en Alcobendas, con un tercer intento muy bueno y que permiten soñar con romper la barrera en el día más importante de la temporada. En definitiva final abierta cómo la que se vivió en Sopot (4 atletas en 4.70 y 3 en 4.65).

 

Lavillenie ante un reto inesperado

La pértiga masculina tiene un claro dominador desde hace 3 años, Renaud Lavillenie se ha convertido en uno de los atletas más conocidos por ser capaz de acabar con 21 años de WR propiedad Sergey Bubka y por su forma de entender el salto con pértiga, dónde cada competición es espectáculo y dónde la competición es su principal habitat. Nadie más que él compite durante el año (17 en 2013, 18 en lo que va de 2014) y nadie más que él ha saltado más veces por encima de los 6 metros éstos últimos 15 años (7 desde 2009). Desde Donetsk, Lavillenie ha venido sufriendo la recuperación de su talón en el accidentado intento sobre 6.21, con la consecuente pérdida del ritmo espectacular que llevaba (vér gráfica). También ha sufrido las consecuencias del WR; como ha comentado en varias entrevistas (sport.orange.fr 10/06/2014, sport365.fr (30/07), la presión sobre él se ha multiplicado, no puede seguir practicando otros deportes como solía, así mismo las actividades de promoción y relacionadas con el atletismo se han visto incrementadas; “lo que antes me llevaba 35 minutos, ahora puede durar más de 2 horas” ha llegado a afirmar. Por suerte para él sus competidores no son “extraordinarios “(sic) y su contador de victorias sigue sin resentirse. Ante esta situación, la normalidad del genio, afronta el europeo con ganas de reivindicarse como competidor. Después de un 2013 donde fue protagonista de los 7 de los 10 saltos más altos, llegó el mundial de Moscú y Holzdeppe le arrebató el oro. Ahora llega a Zurich, una pista que le agrada por disponer de una zona de carrera bastante larga y no se atisba muchos contrincantes que puedan ponérselo complicado. Sólo el polaco Lisek (5.82) parece que pueda amargarle la tarde si coincide con una mala noche anterior de Lavillenie. Detrás de éstos dos, un grupo de 13 atletas que se mueven en la franja del 5.65 y el 5.73, dentro de éste grupo ilustres con mejores marcas destacadas cómo Kudlicka (5.83), Lewis (5.82), Mohr (5.91), Wojciechowski (5.91), Kucheryanu (5.81) i el actual campeón del mundo indoor Filippídis (5.82) y que esperan acercarse a su nivel en ésta competición. Por parte española tenemos a dos representantes; Igor Bychkov al que desde hace dos años todo el mundo intuye que puede saltar mucho más de lo que sus registros indican, pero que no ha acabado de encontrar su momento, llega con 5.45 pero en Alcobendas ya intento los 5.70. Didac Salas es el otro representante, éste verano ya ha roto la barrera de los 5.60 (Palafrugell) y llegaba en clara ascensión, truncada por un accidente (rotura de una pértiga) en el Campeonato por Federaciones celebrado en Zaragoza, que le provoco un corte en la  mano, obligándole a parar. En Alcobendas también se le vio con sensaciones positivas, con un primer intento sobre 5.60 alto que tiró de bajada. La coincidencia en el tiempo de dos atletas con 5.60 no se daba desde los tiempos de Jose Manuel Arcos, Montxu Miranda, Isac Molinero y Juan Gabriel Concepción, la época dorada de la pértiga (1996-2000). El objetivo para ellos sería meterse en la final.

R. Lavillanie - resultados

R. Lavillanie – resultados

Hombres inscritos

Hombres inscritos

Entry list Zurich women

Mujeres inscritas